El futuro que viene: la pediatría necesita la consulta online

La pediatría es una de las especialidades que más se está aliando con la tecnología en todo el mundo. El hecho de que los padres de muchos bebés y niños sean nativos tecnológicos o usuarios avanzados de computadoras o smartphones ha hecho que sean ellos los grandes usuarios de los canales que Internet ha propiciado en los últimos años.

Por eso, muchos profesionales han decidido ampliar la cobertura que ofrecen a sus pacientes, ofreciéndoles nuevos servicios como son webs propias llenas de información, en la que puedan platicar con los propios usuarios (padres o madres con hijos preocupados por su salud), o directamente servir consulta online.

Lo que está claro es que los pacientes en Internet (en el caso de la pediatría, como son los niños, sus padres y sus madres) ya no sólo se interesan por el conocimiento proporcionado por los médicos de forma directa, sino que también son de su interés los contenidos creados por estos médicos, organizaciones médicas u hospitales en sus respectivas páginas web.

La tecnología también ha traído la posibilidad de conectar en plataformas seguras y privadas, gracias a softwares tecnológicos ideados para ello, a pacientes con profesionales, para que éstos puedan realizar consultas online en entornos seguros, sin tener que desplazarse, ni esperar, y por supuesto ahorrando costes.

La pediatría ha sido una de las especialidades que más y mejor se está compenetrando con la tecnología. Como dato, en España, más del 60% de los pacientes reconoce consultar en Internet opiniones sobre médicos antes de visitarlos, y hasta el 40% interactúa con los profesionales sanitarios a través del correo electrónico, sobre todo, para recibir resultados médicos o solicitar cita previa. Además, existen plataformas online como Qoolife, que tiene en su haber más de 15.000 usuarios que preguntan a más de 1000 médicos.